SHS implementa nueva política de seguridad

Gráfico por Madelyn Knight

Noah Fishel, Brynna Reynolds y Julia Brookshire, Estudiantes de la clase de Español 4

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Cuando se escucha una voz a través del intercomunicador, los estudiantes y maestros empiezan a buscar un lugar para esconderse. Esto fue un entrenamiento en el que todos participaron el 8 de enero, para mostrar uno de los tres pasos que los estudiantes deben seguir si hay una alerta de un tirador activo. Los alumnos y maestros tuvieron que cerrar las persianas, cerrar las puertas con llave, y practicar cómo esconderse de un intruso. Gracias a la nueva política, Corra Escondase Pelee, los estudiantes, maestros y administradores están preparados para la posibilidad de un intruso.

La política, Corra Escondase Pelee, da tres opciones. Los estudiantes y maestros pueden correr para escaparse del edificio e ir a un lugar más seguro. Los tres lugares seguros incluyen PTEC, los Apartamentos Stonebridge y la Iglesia Calvary Lutheran. El próximo paso es esconderse en un lugar en donde ellos se sientan protegidos y donde otros, como los intrusos, no los puedan ver. Los estudiantes y la facultad pueden pelear contra el intruso como el último recurso. Según el vicedirector Andrew Ashcraft, la mejor estrategia es pelear en grupos.

“Es exactamente como la intimidación,” Ashcraft dijo. “(Con) la intimidación, hay una persona que normalmente suscita el antagonismo, ¿verdad? Pero el bueno es que, hay más personas buenas, pero ellos no alzan su voz, ¿verdad? Y Corra Escóndase Pelee es una política que facultará a la gente buena para hacer algo.”

Sophomore Matthew Muñoz, ve la nueva estrategia como un aspecto positivo de Southport High School porque declara con claridad las opciones que tendrían si hubiera un intruso en el edificio.

“Yo creo que esto es probablemente más eficaz, porque incluye un plan alternativo con una opción de luchar,“ Muñoz dijo.

Antes de implementar esta política, la única parte que se practicaba era esconderse, pero no practicaban lo que hacer en caso de que los encontraran. Ahora, Muñoz dice que los “pasos adicionales” ayudan a preparar y proteger a los estudiantes aquí en Southport.

Muchos estudiantes a menudo se preguntan por qué la escuela necesita practicar simulacros con frecuencia. A veces la gente piensa que después de practicarlos muchas veces, no hay una necesidad de continuar a practicar. Algunos estudiantes no toman los simulacros en serio, pero ellos son muy útiles.

“La razón para hacer los entrenamientos es que la práctica trae preguntas y en cuanto a las preguntas, hay que pensar en las respuestas,“ Ashcraft dijo.

Cuando hablan de entrenamientos, a muchos estudiantes se les ocurren preguntas sobre lo qué pasaría en varias situaciones . Cuando se practican los entrenamientos, la administración puede buscar problemas con la ejecución del entrenamiento. Esto puede ayudar a eliminar la incertidumbre que los maestros y alumnos tienen como un grupo. La administración siempre está buscando maneras para mejorar la seguridad de la escuela.

“Todos tenemos que preocuparnos por la seguridad, ” Ashcraft dijo. Aunque las situaciones con un tirador activo son muy impredecibles, los simulacros ayudan a los maestros y a los alumnos a considerar la mejor manera para proteger su vida. En caso de haber un intruso en el edificio, todos necesitan estar preparados físicamente y mentalmente para correr, esconderse, o pelear.

Print Friendly, PDF & Email